Los Dioses del Olimpo

¿Qué es un Dios? ¿Por qué cada creatura a quienes llamamos Dios o Dioses, representan cierto tipo de cosas de la humanidad o de la naturaleza? ¿Qué hace a un ser, energía, o como quiera llamarse, ser un Dios? ¿Por qué tienen atributos de los cuales sólo ellos pueden comprender?

Nuestra facultad humana del conocimiento como mortales es limitada desde tiempos muy remotos, que ha ido evolucionando en la medida que vamos penetrándonos en este mundo del descubrir. La ciencia ha relegado a otro plano el pensamiento divino, ya nuestras mentes está siendo adiestrada a las nuevas tecnologías y creencias en nosotros mismos. Ya no poseemos los hilos que nos conducen desde el cielo, la marioneta ha cobrado vida por si misma y lo de antaño ahora es visto como mitos y leyendas para entretener y asombrarnos con realidades fantásticas envueltas en un universo de ficción. ¿Existieron los Dioses alguna vez?
En la antigüedad las grandes civilizaciones mantenían sus creencias politeístas, adjudcándole una historia, un poder a las múltiples divinidades a quienes adoraban.
Primitivamente los indígenas acudían a sus Dioses que eran personificados por la naturaleza, se encomendaban a ellos por la tierra, el sol, el agua, etc. Posteriormente la humanidad se proyectó hacia los Dioses con más cualidades como los grandes Dioses Del Olimpo en Grecia, que conformaban a los principales Dioses del mundo, repartidos por sus magníficas habilidades y poderes. Sobrehumanos, sobrenaturales, que alojaban en el monte Olimpo y que de cada uno de ellos podemos describir sus grandes hazañas. Algunos son protectores de quienes los mortales griegos se encomendaban antes de cualquier situación de conflicto. Estos Dioses se mantuvieron en lo alto por muchos años, en donde variados escritos tales como La Odisea de Homero, La Teogonía de Hesíodo, los dieron a conocer con mucha semejanza a los rasgos humanos, de quienes no profetizaron religión alguna.
Fueron los Dioses más importantes en toda la Edad Antigua, los romanos permitieron aquellas creencias y asimilaron a los Dioses con nombres diferentes pero con las mismas cualidades y procedencia con que los griegos los habían nombrado.

Los principales Dioses

Dioses Griegos          Dioses Romanos

Zeus                                   Júpiter                 Ver Descripción

Hera                                    Juno                    Ver Descripción

Afrodita                              Venus                  Ver Descripción

Artemisa                            Diana                    Ver Descripción

Demeter                             Ceres                    Ver Descripción

Perséfone                         Prosepina              Ver Descripción

Apolo                                    Febo                  Ver Descripción

Atenea                               Minerva                 Ver Descripción

Poseidón                          Neptuno                  Ver Descripción

Hades                                Plutón                   Ver Descripción

Hefesto                           Vulcano                    Ver Descripción

Ares                                   Marte                   Ver Descripción

Hermes                            Mercurio                 Ver Descripción

Rea                                   Cibeles                  Ver Descripción

Dionisio                             Baco                       Ver Descripción

Eros                                  Cupido                    Ver Descripción

Cronos                              Saturno                    Ver Descripción

Gea                                   Tellus                      Ver Descripción

_________________________________

El origen de las cosas

Antes de la creación del mundo existían, si orden ni concierto alguno, los gérmenes de todas las cosas que más tarde llegaron a la existencia. Estaban situados en un espacio abismal, desértico y confuso, al que llamaban Caos. Más tarde llegó un día en el que surgieron de aquel abismo, Gea (la tierra), Eros (el amor), Erebo (la niebla infernal) y Nicte (la noche). Gea a su vez dio a luz Urano (el cielo estrellado). Con el tiempo, la madre y el hijo concertaron un enlace, del que nacieron como el primer fruto los seis Titanes (Océano, Ceo, Crío, Hiperión, Japeto y Cronos) y las seis Titánides (Tía, Rea, Temis,Febe, Mnemósine y Tetis). Después Gea trajo a la existencia a los tres cíclopes, seres gigantescos que tenían un solo ojo circular en la frente, y cuyos nombres, Arges, Estéropes y Brontes, corresponden al rayo, el relámpago y el trueno, respectivamente.

Pero Urano, que aborrecía a sus hijos, los Titanes y los Cíclopes encerró a unos y a otros en el seno de su madre, la tierra. Gea montó en cólera e hizo presión sobre su hijo Cronos para que, utilizando su hoz, mutilase a su propio padre, Urano. De su sangre, nacieron las Diosas de la Venganza y tras ella los terribles gigantes.

Cronos tomó por esposa a Rea, diosa de la fecundidad. Zeus es uno de los hijos de este matrimonio. El imperio de Cronos sobre el mundo duró mucho tiempo. Hasta que una vez se reveló contra él su propio hijo Zeus, quien deseaba ocupar el trono celestial. Cronos acepto el reto y llamó en auxilio a los titanes, pero solo acudieron nueve; los tres restantes se unieron a Zeus. Se entabló una lucha tremenda en los montes Olimpo y Otris. Diez años duró la contienda, y el universo entero temblaba bajo su estruendo. Al fin, aconsejado por Gea, Zeus puso en libertad a los Cíclopes que estaban prisioneros en el seno de la tierra; ellos le proporcionaron el rayo, el trueno y el relámpago y con su auxilio alcanzó la victoria. Como castigo, por haberse puesto en su contra, Zeus condenó a Atlas a sostener sobre sus hombros la bóveda celeste, y a Erebo a permanecer eternamente en las profundidades del Tártaro. Los dioses, mediante un sorteo, se repartieron el mundo: a Zeus le correspondió el cielo, a Poseidón el mar y a Hades el mundo subterráneo. Zeus fue reconocido como jefe de los dioses.

Los Dioses del Olimpo

Los dioses del Olimpo vivían todos juntos en un enorme palacio erigido entre las nubes, en la cima del monte Olimpo, la cumbre más alta de Grecia. Grandes muros, demasiados empinados para poder ser escalados, protegían el palacio. Los albañiles de los dioses del Olimpo, cíclopes, los habían construido imitando los palacios reales de la tierra. Destronado Cronos y vencidos los Titanes, Zeus ejerció todo su poder. Instalándose allí, fijó la morada de los inmortales. Poseidón, Hera, Deméter, Hades eran, como él, hijos de Cronos y Rea. Otros  como Atenea, Apolo y Artemisa eran sus hijos o nietos. Todos formaban una verdadera ciudad organizada en correspondencia con la organización política de las ciudades griegas.

Los dioses tienen cuerpos humanos, pero más grandes y fuertes, más hermosos y no envejecen ni mueren. Se alimentan de ambrosía y pueden metamorfosearse, cambiando de apariencia, a voluntad. Como los hombres, piensan y tienen ideas, aman, odian; tienen envidia, celos y padecen dolores. No se caracterizan por ser imparciales ni justos, sino que hacen objeto de su cólera a los mortales que los ofenden.

___________________________________

Acá les dejo un video que resume en cierta parte lo que hemos expresado anteriormente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: